sábado, 29 de abril de 2017

Desde el Sagrario del dolor



           
            Este mes os presento un libro muy especial, no sólo porque lo haya escrito un hermano franciscano, sino sobre todo porque es un libro de experiencia y de fe, de mucha fe vivida desde la realidad de una enfermedad con la que se vivió y se murió en la espera de la Resurrección.
            Fr. Ángel Nicolás nos invita en estas páginas a caminar con él en su experiencia de una enfermedad grave, como es un cáncer de esófago, y en su relato nos va mostrando como la vivió desde el momento que se lo detectaron y hasta su último destino.
            Lo primero que descubrimos al leer este libro es que lo que nos escribe no es sólo teoría, sino que es mucho más. Es hacer de la realidad un encuentro con Él. Por ello en el desarrollo de la enfermedad el autor nos muestra los diversos estados de vida por lo que va pasando. Como le cambia la vida a un enfermo de cáncer en el momento que le diagnostican la enfermedad, como parece que todo se acaba y sin embargo desde la fe, la oración y la compañía de la familia, sus buenos feligreses y amigos hace que se inicie una nueva etapa, con la que se va a vivir y se desea superar la enfermedad.
            No oculta en ningún momento el padre Ángel (como le llamaban sus feligreses) que la enfermedad no es todo esperanza, la cruz lleva oscuridad y desesperación y esos momentos hace que el hombre más lleno de fe dude y le grite al Señor. Ese grito hace que sea también un momento de oración de encuentro con Él.
            En el libro el padre Ángel también nos cuenta la experiencia que había vivido con el dolor siendo capellán del hospital de Albacete y escuchando a sus feligreses que sufren en las diversas parroquias donde la obediencia franciscana le mandó. Ese acompañamiento en la enfermedad le dio la posibilidad de acercar a Cristo a tantas gentes y al revés descubrir él la presencia del Resucitado en tantos rostros de dolor.
            Hay una parte importante en el libro que conforme se va leyendo uno va descubriendo, sin que se diga, y no es otra cosa sino la confianza que el autor tiene en Cristo, lo cual le lleva a avanzar, a obedecer, sobre todo a caminar hacia delante a pesar de los deseos de que todo acabe por no poder más con la enfermedad. Por ello este libro es un libro de fe en camino, no es la enfermedad que se supera desde la fe sino más bien es la fe que se enriquece con la enfermedad, que se hace vida y transforma a las personas enfermas y a quienes le rodean.
            También es un libro franciscano, el P. Ángel vivió su vocación franciscana de la sencillez y la minoridad y como nos indica en la obra a pesar de la dificultad nunca quiso perderla. Y se ve en la aceptación de su último destino, él sabe que Dios le deparaba algo importante allí y desde esa actitud marcha allá, dejándonos el encargo de editar esta obra y hacer que su experiencia de vida llegue a todas las personas que sufren una enfermedad de cáncer.
            En definitiva una obra muy recomendable tanto para todos los que conocimos al padre Ángel Nicolás, pero sobre todo porque es un regalo de vida y fe para quienes sufren la enfermedad y a quienes les acompañan en el silencio del dolor y en la oración ante el sagrario. 


Desde el Sagrario del dolor. La fe en camino con la enfermedad
Fr. Ángel Nicolás Soler
Ed. Espigas – Publicaciones ITM
 
           

miércoles, 25 de enero de 2017

En un lugar de la Mancha

Dicen de los manchegos que somos mitad quijotes mitad sanchos, entre la imaginación y la realidad nos movemos. 

Esa es la realidad del autor y del libro que presentamos este mes: CLAROS MENHIRES de Ildefonso Escribano de la Torre. Nace en Villanueva de Alcardete, en plena mancha toledana y desde que es ordenado sacerdote marcha a las favelas de Rio de Janeiro donde desde el año 1959 tiene su hogar y su vida entregada a los más necesitados. 

Él es el autor de este libro de poemas, como él mismo nos dice, no puede olvidar ni despegarse de su tierra y por eso estos poemas en los que la imaginación y la realidad se hacen presentes. La obra tiene como referencia los molinos de viento que cortan el perfil de esta tierra y con los que como Quijote que cabalga cada día sólo cabe pelearse y caer derrotado pero en la grandeza de levantarse sale uno vencedor. 

Ildefonso nos va mostrando, conforme desgranamos los poemas del libro, el día a día de los manchegos, para ello lo primero es presentarnos como es la tierra manchega, llana hasta cansar la vista, con el surco donde la familia manchega deja el sudor y hace que esté íntimamente unido a la tierra y donde el amanecer llena de luz la vida de los hombres y mujeres de estos lares. 

El segundo capítulo lo dedica al hombre que vive la locura del amor, con amores imposibles, con vaivenes de la vida que muestra entuertos que hay que deshacer y con estos y otros momentos nos lleva a la vida real que supera toda suerte de imaginación, al final Sancho está presente. 

El tercer capítulo nos muestra que una tierra como la manchega esta llena de detalles que construyen rincones de una vida, un ciprés, un vaso de vino, un paseo por la era, una corrida de toros, todo ello va en el ser del manchego. 

Y el capítulo central dedicado a los molinos, donde la realidad y la imaginación, que no la fantasía, se cruzan y donde ellos se muestran con diferente cara dependiendo del momento del día. 

Los últimos dos capítulos son personales de un alcardeteño y sacerdote, ese río que pasa por el pueblo y marca la vida del mismo, lugar de encuentros y de fiestas populares, lugar de juegos y mansedumbre que muestra la realidad del manchego que sin ruido cada día se levanta para trabajar y construir un nuevo mundo más justo. 

Y como buen sacerdote que estudió en el seminario de Cuenca el último capítulo lo dedica a aquella ciudad que tanto marcó a una generación de buenos sacerdotes en los que tanto Ildefonso como mi tío, compañero de curso suyo, vivieron la ciudad como un mundo a descubrir al salir del pueblo. 

En definitiva un libro de poemas escrito desde la imaginación y la realidad de una vida, lleno de vida que os invito a leer en estas tardes frías del mes de febrero. 


Read more at: https://neupic.com/articles/claros-menhires
Copyright © THE WORLD PRESS PROJECT SL