viernes, 24 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD


Feliz Navidad, escuchamos por todas partes en estos días, es un deseo, una ilusión, no sólo unas palabras vacías, sin sentido. Es Navidad porque Cristo nace en nosotros, sin Él no tienen sentido estas fiestas. Es Navidad para las buenas gentes que inundan el mundo.
Por eso estas fiestas van más allá de lo meramente comercial, por eso mucha gente que está sufriendo la crisis económica sin embargo ellos también gozarán de la Navidad, recordarán que celebramos que el Hijo de Dios nació en un pesebre, pues nadie le dio cobijo. Enseñarán y les harán ver a sus hijos que lo importante es que, aunque no tengan ricos manjares en la mesa, la familia está unida y se quiere y juntos superarán las dificultades.
Es Navidad para aquellos que han perdido en este año a un ser querido, sobre todo aquellos que lo han perdido de repente, por una enfermedad, un accidente, sin poder despedirse de ellos, y su corazón y sus ojos están llenos de lágrimas, sin embargo recordarán que Jesús, el Niño que nace, nos trae la esperanza, esperanza cristiana que es luz, que nos acompaña y no nos deja solos en medio de tanta oscuridad y preguntas sin respuesta.
Es Navidad para aquellos que sufren la crisis de valores de nuestra sociedad, que están vacíos, y necesitan llenarse de cosas para sentirse importantes, para ellos los cristianos debemos ofrecerles con nuestras vidas un sentido nuevo, no nuestro sentido sino el de Cristo que nace para todos sin diferencia, incluso para aquel que lo odia.
Es Navidad para los que desde la familia, la fraternidad religiosa, la comunidad parroquial vamos a celebrar el nacimiento de quien nos bendice cada día en las pequeñas cosas que vivimos y que lo hacemos porque somos cristianos y aceptamos que Él nazca dentro de nosotros.
Es Navidad para todos, así pues, ¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

Respuestas de Lerma

Si la pasada semana planteaba una serie de cuestiones que no quedaban claras ante el nuevo Instituto erigido en Lerma, hoy se hacen públicas desde la Comunidad de Hermanas de Lerma un comunicado donde dan respuestas a lo allí planteado, igual que preguntaba en su momento hoy me hago eco de las respuestas publicadas en la agencia de información Zenit por el Instituto religioso "Iesu Communio".
Aspectos principales de la aprobación del instituto “Iesu Communio”
ASPECTOS PRINCIPALES DE LA APROBACIÓN
DEL INSTITUTO RELIGIOSO “IESU COMMUNIO”
(Nota informativa de la comunidad de Hermanas de Lerma-La Aguilera, 22.12.10)
En la audiencia concedida el pasado 4 de diciembre al Cardenal Franc Rodé, Su Santidad el Papa Benedicto XVI, tras oír el parecer favorable del Dicasterio, dio su beneplácito a la resolución propuesta por el Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada. En consecuencia, dicha Congregación emite el Decreto fechado el 8 de diciembre de 2010, Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, que contiene las siguientes disposiciones principales:
1. El monasterio autónomo de la Ascensión de Nuestro Señor Jesucristo, de Lerma, se transforma en un nuevo instituto religioso de derecho pontificio, denominado “Iesu communio”.
2. En el mismo acto se aprueban y confirman las Constituciones del nuevo instituto ad experimentum por cinco años, conforme a la praxis habitual. Durante este tiempo debe experimentarse si las normas e instrumentos previstos en la redacción aprobada resultan suficientes para ordenar la vida y misión del instituto o es preciso revisarlas o completarlas en algún aspecto antes de su aprobación definitiva.
En ejecución de dicha decisión:
—Se declara extinguido a todos los efectos canónicos el monasterio autónomo y, conforme a lo previsto para ese caso por las Constituciones Generales de la Orden de las Hermanas Pobres de Santa Clara, la Santa Sede dispone que su patrimonio, activo y pasivo, pase al nuevo instituto religioso.
—Por gracia de la Sede Apostólica, las hermanas que han hecho su profesión solemne o temporal en el monasterio extinguido, conservan en el nuevo instituto la condición respectiva de profesas solemnes o temporales, con los derechos y deberes establecidos por el derecho universal y las Constituciones del instituto religioso “Iesu communio”. Se procede análogamente, respecto a las hermanas que aún no habían profesado en la fecha del Decreto, con los tiempos de postulantado y noviciado transcurridos.
—A las hermanas que por ancianidad, salud u otros motivos fundados así lo pidan, se les concede por indulto especial de la Santa Sede la facultad de continuar como monjas clarisas, sin la obligación de pasar al nuevo instituto o a otro monasterio; y de permanecer unidas a la comunidad con derecho de voz activa en el Capítulo y con los deberes adecuados a su edad y salud.
—La Madre Verónica María Berzosa es reconocida como Fundadora y confirmada como Superiora general del nuevo instituto. Se confirma asimismo en sus cargos a la Vicaria y a las demás hermanas que forman el Consejo.
—Finalmente, se encomienda al Arzobispo de Burgos el especial cuidado y vigilancia de la vida del nuevo instituto, sin perjuicio de la autonomía de vida y gobierno propia de un instituto religioso, por un periodo de cinco años, durante los cuales se le pide que informe anualmente a la Congregación de su desarrollo.
El Decreto concluye expresando el deseo de que, “fieles a la vocación recibida y dóciles a la acción del Espíritu, los miembros del instituto ‘Iesu communio’ sean, en la Iglesia y para el mundo, signo vivo del amor de Dios, manifestado en Jesucristo, crucificado y resucitado”.
UN ÚNICO PROYECTO: SECUNDAR EL QUERER DE DIOS
Suplicando la luz del Espíritu Santo, queremos releer con vosotros, en este momento de nuestro peregrinar, lo que el Señor ha venido haciendo en esta comunidad, como don de Dios que se nos está concediendo vivir. Hoy resuenan en nosotras, con especial fuerza, las palabras de Jesús: “La mujer, cuando va a dar a luz, está triste, porque le ha llegado su hora; pero cuando ha dado a luz al niño, ya no se acuerda del aprieto por el gozo de que ha nacido un hombre en el mundo. Vuestra alegría nadie os la podrá quitar” (Jn 16, 21). Nos sentimos pobres criaturas con el único deseo de vivir el don de Dios.
Los comienzos
Ha sido un largo camino el que nos ha traído hasta el día de hoy. Quien sólo haya conocido las últimas noticias podría tener la impresión de que nuestra vida ha cambiado de la noche a la mañana, pero no es ése el caso. Dios ha ido sembrando y trabajando este designio suyo día a día, durante bastantes años, en medio, sin duda, de nuestra fragilidad.
En la comunidad de Lerma, por pura gracia, que no es posible reducir a explicaciones humanas, comenzó a darse un crecimiento de vocaciones, que nos llenaba de asombro también a nosotras mismas. Dentro de una comunidad de Damas Pobres de Santa Clara, de modo sereno y paulatino, algo estaba naciendo. Bebíamos de San Francisco y de Santa Clara, pero también de los Padres de la Iglesia, de los santos, de los maestros y teólogos de la Iglesia y, por supuesto, del Magisterio, muy especialmente el de los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI, a quienes amamos entrañablemente. Muchas de nosotras hemos sentido la llamada a la consagración en las Jornadas Mundiales de la Juventud.
Nuestra situación actual no es resultado de la negación de un carisma radiante como el de San Francisco y Santa Clara, en cuyo seno se han generado y seguirán generándose grandes santos. Si, aparte de la Madre del Señor, tuviésemos que afirmar una mujer apasionadamente enamorada de Jesucristo, tenemos grabado en lo más hondo la figura de Santa Clara: hija, mujer, esposa y madre según el corazón de Cristo. Sus cartas han sellado en nosotras la certeza de que la consagración es un camino de plenitud, de bienaventuranza, vivido en “un amor incomparable” (Sta. Clara, Carta III). Esta inquebrantable certeza, con la gracia de Dios, ha sostenido nuestra perseverancia en la vida consagrada. El franciscanismo ha sido la cuna en la que Dios ha querido que surja una nueva forma de vida.
No se trata de una negación, sino de la afirmación y acogida, en obediencia, de un designio de Dios sobre la vida de esta comunidad, que se perfilaba como una vida contemplativa que se hace presencia y testimonio. Siempre han resonado en nosotras las palabras que Juan Pablo II dirigió en Ávila a las religiosas contemplativas: “Consientan vuestros monasterios en abrirse a los que tienen sed. Vuestros monasterios son lugares sagrados y podrán ser también centros de acogida cristiana para aquellas personas, sobre todo jóvenes, que van buscando una vida sencilla y transparente en contraste de la que les ofrece la sociedad de consumo”.
A lo largo del camino, se han alzado voces, no siempre afectuosas ni respetuosas, pero muchas veces también sencillas y desconcertadas, que no comprendían lo que estaba sucediendo. Hemos sentido siempre un vivo dolor al oír que hacíamos mal y hasta traición a la Orden por secundar la llamada a una vida que no observaba estrictamente la Regla de las Clarisas. Incluso algunas voces que decían que no éramos verdaderas Clarisas, eran las mismas que nos pedían a la vez que enviásemos hermanas a sus conventos. Nunca nos ha dejado indiferentes la reiterada petición de que las hermanas de una comunidad, que iba haciéndose tan numerosa, fuesen repartidas por los diversos monasterios de Clarisas. Pero no era posible, en conciencia y ante Dios, acceder a esas demandas, porque las vocaciones que iban surgiendo se sentían llamadas a abrazar precisamente esta forma de vida que acaba de ser aprobada.
Cuando nuestras hermanas de los monasterios de Briviesca y Nofuentes, necesitadas de ayuda por su avanzada edad, nos pidieron con toda sencillez que las acogiéramos entre nosotras, les explicamos lo que estaba aconteciendo en nuestra comunidad; ellas lo aceptaron y su llegada ha sido una bendición para nuestra casa.
Discernimiento y aprobación
Dios, poco a poco, ha ido desvelando su designio sobre nuestra comunidad. Pero este peregrinar, movido únicamente por el deseo de secundar dócilmente su querer, podía ser una mera ilusión sin el discernimiento y la aprobación de la Iglesia. Llevamos grabadas a fuego las palabras de Santa Clara: “Vivid siempre fieles y sujetas a los pies de la Madre Iglesia”.
El rápido y continuo crecimiento de la comunidad hizo que el espacio vital de nuestro monasterio de Lerma resultara gravemente insuficiente. Por otro lado, crecía también el número de peregrinos que se acercaban a nuestros locutorios con un único deseo en el corazón: “Queremos ver a Jesús” (Jn 12, 21); y por tanto, necesitábamos con urgencia espacios adecuados. Tras llamar a muchas puertas, sólo apareció un lugar con posibilidades realistas: el convento de San Pedro Regalado de La Aguilera (Burgos), además muy cercano a Lerma. En un primer momento, los hermanos franciscanos, con la firma de dos contratos complementarios, nos cedieron su uso por treinta años a cambio de una contraprestación económica que debería pagarse cuando se pudiera vender el convento de Briviesca. El convento de La Aguilera, aunque ofrecía el necesario espacio, llevaba mucho tiempo casi deshabitado y se hallaba en un estado de grave deterioro, que hizo necesario emprender una obra de saneamiento muy importante. Un bienhechor quiso hacerse cargo de la reconstrucción.
Pero la comunidad seguía creciendo y nos veíamos en la necesidad de realizar ampliaciones que no era prudente acometer con la incertidumbre de si sería posible seguir usando el lugar cuando transcurriera el tiempo de la cesión. Creímos oportuno, por eso, pedir a la Provincia franciscana que nos vendiera el convento de La Aguilera. La Provincia nos comunicó su aceptación y las condiciones poco después; y con la ayuda de bienhechores —muchos de ellos, como la viuda del Evangelio, incluso “nos daban de lo que tenían para vivir”— se formalizó la compra, y poco a poco lo vamos pagando.
Cuando una parte de la comunidad iba a pasar a La Aguilera, solicitamos autorización a la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada para poder ser una única Comunidad en dos sedes diferentes y con un único gobierno y una única casa de formación. El Cardenal Rodé, Prefecto de la Congregación, respondió: “Este Dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada ha decidido acoger su instancia, en espera de que la Comunidad llegue serenamente a una mayor claridad respecto a lo que se sienten llamadas a realizar. Tal concesión es válida por tres años, con el ruego de enviar anualmente una relación a este Dicasterio”.
Nuestro Arzobispo, padre y pastor de la Diócesis, D. Francisco Gil Hellín, nos aconsejó que pusiésemos por escrito la realidad que se estaba viviendo en nuestra comunidad. Durante casi un año de oración, discernimiento y trabajo, fuimos redactando el texto de unas Constituciones. No era cuestión de idear conforme a un modelo unos Estatutos con más o menos acierto práctico, ni de elaborar un calculado proyecto de futuro. Se trataba de procurar plasmar por escrito los aspectos esenciales de la vida que ya venía viviendo la comunidad desde hacía más de diecisiete años.
Una vez acabada la redacción, se convocó un Capítulo, bajo la presidencia del Sr. Arzobispo, para que la comunidad se pronunciara sobre la oportunidad de poner en manos de la Santa Sede nuestra forma de vida, tal como quedaba expresada en el Proyecto de Constituciones. Se dio lectura del documento a toda la comunidad, con las oportunas explicaciones y dando respuesta a las preguntas que se iban planteando. Teniendo en cuenta la trascendencia del momento, se pidió en primer lugar que se pronunciaran en votación secreta, antes de abandonar la sala capitular, las hermanas que no forman parte del Capítulo, es decir, profesas temporales, novicias y postulantes. Aunque esa votación no tenía valor jurídico, parecía necesario que se expresaran en conciencia sobre el paso que la comunidad estaba decidiendo. A continuación tuvo lugar la votación del Capítulo propiamente dicha y se escrutaron por separado los resultados de las dos votaciones. Ambas asintieron por unanimidad a que los documentos que reflejaban nuestra forma de vivir fueran presentados ante la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada.
El pasado 4 de diciembre, nuestro Sr. Arzobispo nos comunicó con gozo que el Santo Padre Benedicto XVI, oído el parecer favorable de la Congregación, había manifestado su beneplácito para que las Constituciones fueran aprobadas y nuestra comunidad fuera transformada en un nuevo instituto religioso de derecho pontificio con el nombre de “Iesu communio”. El correspondiente Decreto de la Congregación está firmado el día de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.
Las hermanas nos llenamos de alegría, porque la Madre Iglesia había discernido y aprobado nuestra forma de vivir, y confirmaba su nacimiento, con el deseo de que sea acogido y cuidado por la comunidad eclesial sin sombras ni sospechas.
“Iesu communio”
Quienes nos habéis conocido y habéis leído el libro Ven y verás, tendréis muy vivas estas experiencias expresadas por las hermanas, una tras otra: “Queremos hacer presente a Jesús, la victoria del Resucitado, lo que Él ha hecho y está haciendo día tras día con nosotras; nos experimentamos gozosamente como piedrecillas de un mosaico que no se entienden separadamente sino llamadas a hacer presente en comunión una única Vida: Jesús”. La propia misión es ser “comunión de Jesús”, “Iesu communio”, comunión que brota del don de Jesucristo y se hace testimonio de la unidad en la caridad y manifestación de que el Espíritu convoca a los dispares y a los dispersos para que sean un solo corazón y una sola alma.
Como religiosas contemplativas, las hermanas nos sentimos llamadas a ser por entero de Jesucristo, a estar con Él y permanecer en vela para orar sin interrupción por los hijos que nos han sido confiados: “Que ninguno se pierda” (Jn 6, 39). Ser posada del Buen Samaritano, una casa abierta, donde los peregrinos sedientos y heridos puedan encontrarse con Jesucristo Redentor y experimentar que han sido acogidos en la oración y presentados al Padre, esperados como hijos por la Madre Iglesia; lugar de encuentro para avivar en comunión nuestra fe hasta hacer arder el deseo de santidad como plenitud de vida.
A quienes nos habéis acompañado en el camino y a toda la Iglesia os pedimos vuestra oración para vivir la misión que, por voluntad de Dios, la Iglesia nos ha confiado. Hoy más que nunca somos conscientes de nuestra fragilidad, pero avanzamos fiadas en la promesa de que el Espíritu Santo llevará a feliz término lo que ha comenzado en nosotras, porque para Dios nada hay imposible.
Somos hijas de la Iglesia; creemos y esperamos en la comunión de los santos; en ella queremos vivir, madurar y abrazar el don del seguimiento a Cristo hasta el fin, porque ¿a quién vamos a seguir? Sólo Jesucristo tiene promesa de vida eterna, sólo Él nos explica la vida. Según la palabra y experiencia de nuestro Santo Padre Benedicto XVI: “Quien deja entrar a Cristo en la propia vida no pierde nada, nada, absolutamente nada de lo que hace la vida libre, bella y grande”.
Gracias, Jesucristo; gracias, Madre Iglesia.
Hermanas Iesu communio
La Aguilera-Lerma

viernes, 17 de diciembre de 2010

Puntos Oscuros de las Monjas de Lerma


Hace una semana nos encontrábamos con que las “famosas” monjas de Lerma dejaban de ser clarisas para erigirse en un nuevo Instituto Religioso de derecho pontificio, cuya finalidad principal sería la de colaborar en la pastoral de las jóvenes y su formación cristiana.
En la mayoría de los sitios web donde se ha dado la noticia se ha comentado como un paso adelante de una congregación o de una abadesa que ha sabido valorar los tiempos y los acontecimientos y cual Santa Teresa de Jesús, y que me perdone la santa de Ávila por las comparaciones, va a reformar no se sabe bien qué.
El primer punto oscuro es ¿Cómo es posible que un instituto religioso de nuevo cuño pase a ser de derecho pontificio saltando todos los pasos previos? No es fácil de explicar ni creo que nadie en su sano juicio trate de hacerlo si no es argumentando privilegios concedidos al nuevo instituto por parte de los varios obispos que las rodean, alguno de ellos expertos en derecho canónico, si bien el P. Acebal insigne profesor, que lo fue y en paz descansa, de la Faculta de Derecho Canónico de la UPSA ya fallecido tenía su propia teoría sobre los expertos en Derecho ordenados obispos, y parece ser que se cumple en determinados casos. Por muchas vocaciones que se reciban, por muchas jóvenes que quieran conocer el estilo de vida no es motivo para saltarse los procesos canónicos de erección de un nuevo instituto.
Pero quizás éste sea el punto menos oscuro, porque no debemos olvidar que nacen desde la vocación clariana, Santa Clara de Asís las acoge y me pregunto ¿Las hermanas mayores, que siempre han sido clarisas, que piensan de la nueva situación? Acaso se ha tenido en cuenta su vocación de toda una vida que ahora se ven fuera de lugar y como si nunca hubiesen sido fieles a una llamada contemplativa específica. Me temo que ante el ruido de las jóvenes y la autoridad de la madre abadesa muchas hayan hecho de la obediencia lo que siempre hicieron obedecer y ante la enfermedad y los años callar y orar, ellas sí son un ejemplo. Pero si alguna quiere seguir siendo clarisa ¿Se la expulsa del convento? ¿A dónde van?, los bienes del monasterio que son de la Orden de Santa Clara les servirán para ir a otro monasterio o tendrán que practicar la misericordia con ellas.
Otro punto oscuro es el monasterio de la Aguilera, no cabe duda que los hermanos menores franciscanos de la Provincia de Arantzazu ceden el convento en un principio por ser hermanas clarisas, así quedó claro desde un principio, incluso cuando el Abad de Silos las llevó de excursión a conocer el recinto, no menos cierto es que desde septiembre la posesión es totalmente de la nueva fundación porque lo compraron pero, ¿se les hubiese cedido en un principio si no hubiesen sido clarisas? Posiblemente no.
El punto oscuro que más me preocupa es el de la conversión del nuevo instituto pues no queda claro si va a continuar siendo un instituto contemplativo, si como parece todo señalar se van a dedicar a la pastoral, la clausura deja de ser un elemento fundamental del ser de su vida y se convierten en Instituto de vida activa, y surge la cuestión, que más me preocupa, lo que verdaderamente llamaba la atención a las jóvenes era la invitación a la contemplación a la oración en el claustro por el mundo, la vida alejada del mundo pero sintiendo el mundo como obra de Dios, si esto cambia, ¿seguirá siendo un motivo de llamada vocacional el Instituto de Lerma?, me consta que algunas jóvenes habían abandonado el monasterio al comprobar la desviación que de sus orígenes tenía la ahora nueva congregación religiosa, algunas han buscado su sitio en otros monasterios donde de verdad se viviese la vida contemplativa. Está por ver si sigue siendo un vivero de vocaciones o se desinfla por haber errado el camino.
Creo que es el cuco el que pone sus huevos en nido ajeno para que se los críe el otro pájaro y después abandonarlo, en El Salvador existe el pájaro zopilote que hace igual aprovecharse de lo ajeno para crecer él, creo que se han aprovechado del carisma de Santa Clara para crecer y cuando ya se sienten fuertes lo dejan de lado para ser otra cosa y eso se llama aprovecharse de las circunstancias.
Ojalá todo sea obra de Dios y con los años este nuevo instituto sea un revitalizador de la Vida Religiosa, pero cuando las cosas se inician con tantos puntos oscuros lleva a uno a pensar que más bien podemos estar ante el deseo incontrolado y mal aconsejado de una persona que ante la medidas desproporcionadas que tomaba la obra que con la fuerza de Dios había iniciado se dejó mal conducir y desaprovechar esa auténtica obra de Dios.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Los Servicios de Atención a la Familia en Murcia se quedan sin apoyo económico de la Dirección General de Familia


El Programa de Mediación Intergeneracional, el Servicio de Atención a Familias de Murcia (SAFAMUR) , el Centro de Mediación Familiar y el Servicio de Atención a Adolescentes con Trastorno Límite de la Personalidad que juntos han atendido aproximadamente a unas 350 familias durante el año 2010 cesan su colaboración con la Dirección General de Familia, Igualdad e Infancia, al quedarse sin financiación para seguir desarrollando su actividad.
Esto supone la pérdida de unos recursos sociales básicos que durante el presente ejercicio han dado atención, cuidados, mediación y orientación a diferentes familias de la Región con multitud de problemática.
SAFAMUR (Servicio de Atención a las Familias de Murcia)
El centro de Orientación Familiar SAFAMUR, Centro integrado en la ONG Fundación Acción Franciscana, con sedes en Murcia y Cartagena atiende a personas que requieren de un asesoramiento o ayuda familiar a través de dos programas: Orientación Familiar en situación de Crisis y Centro especializado de atención familiar.
Desde el primer programa se lleva colaborando con la Consejería de Política social desde el 2.004, siendo su objetivo principal orientar y asesorar a familias en situación de crisis puntual (problemas de pareja, educación con los hijos, en las diferentes crisis evolutivas de la familia…) pasando de atender de 44 solicitudes de familia a 143 durante el curso 2.009. En este año se han atendido a unas 73 problemáticas diversas.
Desde el programa de atención familiar el objetivo es proporcionar a las familias un soporte especializado para atender situaciones de conflictos en las relaciones con hijos adolescentes. En este sentido, las problemáticas de los mismos pasa por absentismo escolar, medidas judiciales, agresividad intrafamiliar (especialmente, filioparental), situaciones de riesgo de los menores, consumo de sustancias… Desde nuestro inicio en 2007 se han atendido a 172 familias, tanto en el centro de Cartagena como de Murcia; llegando este año a atender a 76 familias.
Destacamos la coordinación y el trabajo de derivación de todos estos programas con los diferentes servicios públicos de la Comunidad Autónoma: Servicios Sociales, centros educativos, entidades colaboradoras, juzgados de menores y de familia, Centros de Salud Mental… Siendo un referente tanto para las familias de Murcia como para los diferentes recursos. Así como los valores cristianos y franciscanos con los que se ha desarrollado el servicio de atención a lo más desfavorecidos.
Las consecuencias de la desaparición del programa gratuito de SAFAMUR son claras:
Por un lado, desamparo de las familias que han depositado su confianza y sus esperanzas en el servicio, muchas de ellas sin recursos económicos para acceder a otros servicios. Y por otro, la ausencia de acompañamiento a padres e hijos que ante esta situación no podrán resolver los conflictos acarreando una situación que se plasmará en la sociedad en general con la perdida de valores entre los miembros de la institución familiar y la perdida de considerar la familia como núcleo de la sociedad.
En este sentido, debemos constatar la necesidad de buscar soluciones económicas por parte de las entidades públicas regionales o privadas que trabajan en íntima unión con la administración pública para poder continuar desarrollando nuestro trabajo que nos parece fundamental e importante para las familias de nuestra región y , de esta manera, seguir ofreciendo un servicio de acompañamiento y atención a las familias murcianas en necesidad, como hasta ahora se ha estado desarrollando en colaboración con la Dirección de Familia, Igualdad e Infancia.

martes, 9 de noviembre de 2010

PENSADORES CRISTIANOS


Hace pocos días ha llegado a nuestras manos la edición del Diccionario de Pensadores Cristianos, realizado por Xabier Pikaza en la editorial Verbo Divino, y cual no ha sido nuestra sorpresa al encontrar entre los pensadores cristianos al P. Francisco Martínez Fresneda, ofm y profesor del Instituto Teológico de Murcia OFM. Es el único pensador teologo franciscano del diccionario vivo, y resalta su gran obra "Jesús de Nazaret".

Para vuestro interés pongo lo que allí se dice.

"Martínez Fresneda, Francisco, nacido en 1946. Teólogo católico español, franciscano. Profesor en el Estudio Teológico de Murcia. Ha escrito La Gracia de Cristo en la Summa Halensis (Murcia 1980); La Gracia y la Ciencia de Cristo (Murcia 1997); Manual de filosofía franciscana (Madrid 2004). Es uno de los grandes conocedores y actualizadores del pensamiento franciscano, y también el promotor y director de la revista Carthaginensia y de una colección de obras teológicas, que se vienen publicando en el Estudio Franciscano de Murcia, sobre temas diversos de actualización teológica. Su obra más importante es Jesús de Nazaret (Murcia 2007), un trabajo ejemplar que vincula los rasgos básicos de la historia de Jesús con su doctrina y su proyección teológica. Es la mejor cristología fundamental que existe actualmente en lengua castellana. Más que el Jesús histórico (aunque sin negarlo ni manipularlo) busca al Cristo interior, actualizado en la vida de los creyentes por medio el Espíritu, en una línea de experiencia cristiana de raíces franciscanas, abierta a la comunión de las iglesias".

martes, 2 de noviembre de 2010

Santos de cada día


Comenzamos el mes de noviembre con la gran celebración de todos los Santos y la conmemoración de los fieles difuntos y de golpe escuchamos la noticia que en las vísperas de tan grandes celebraciones, son asesinados en Irak un grupo de fieles cristianos con sus sacerdotes que estaban celebrando la Eucaristía, y en Filipinas es asesinado otro sacerdote dedicado a la formación de seminaristas (cfr. www.asianews.it).
Todo ello nos debe conducir a una doble reflexión, la primera que lo que celebramos estos días tiene que estar lleno de la esperanza cristiana en la resurrección, ninguna muerte se queda sin sentido, cada hermano que se va espera el encuentro con Cristo, pero si además su muerte está rodeada del sacrificio por vivir su fe en un ambiente hostil nos lleva a que no hay mayor amor que el que da su vida por los demás, y el amor es lo que Cristo nos vino a traer, el amor que el Padre nos tiene y que nosotros en nuestra vida tenemos que saber devolverle amando a los demás. Espera para él y esperanza para los que creemos en Dios Padre.
Pero además en nuestra vida cristiana la oración debe ser el motor de todo lo que hagamos, oración que realizaban nuestros hermanos cuando el salvaje terrorismo islamista les vino a visitar, celebraban el sacramente del amor, de la Eucaristía, ellos oraban y oran por cada uno de nosotros y esa oración es la que nosotros elevamos a Dios por ellos, por sus familias, por sus asesinos.
La oración y la esperanza son valores cristianos que deben movernos en estos días a recordar a tantos hermanos nuestros que están dando su vida por su fe y que apenas llegamos a conocer. Sólo cuando vives con alguien que ha perdido a su familia en una guerra, a aquellos que quiere y lo ves como con su ejemplo de vida es signo de esperanza y oración descubres que estas palabras se hacen realidad, no es teoría, es vida.
No es lugar en tanto dolor para hablar del desastre que supone la alianza de culturas o civilizaciones, es el tiempo en el que los católicos debemos mostrar aquello que debe ser seña de identidad, a Cristo desde la esperanza y la oración por los difuntos que nos enseñan a Cristo en su vida y muerte.

viernes, 15 de octubre de 2010

SONETO DE ALABANZA AL ASNO


A nadie oculto mi particular tendencia a leer y conocer el pensamiento, no siempre herético, de Fr. Giordano Bruno. Y anoche descubrí un soneto suyo que utiliza para hablar de la buena y mala enseñanza. Maestro llama a muy pocos, sobran dedos de una mano los demás quedarían englobados en la "asnalidad" del pedante que se conforma con lo que sabe y no continua en la búsqueda de la verdad.

Un asno, es impredecible a la vez que deliberadamente perverso y admirablemente paciente poseedor de un grito que sólo puede calificarse como ridículo. Pero sin mas visión de futuro que el puñado de cebada de cada día.

En todas las circunstancias de la vida están presentes dichos especímenes, define dicho soneto a los pedantes contumaces como a los tontos de solemnidad.


"Bendita asnalidad, bendita ignorancia,

oh, bendita estupidez, devoción pía,

capaz por sí sola de movilizar a las buenas almas

que la humana inteligencia y el estudio no mueve;

y a las que tampoco podrán la intensa vigilancia

del arte o la invención conseguir dar impulso

(ni mucho menos cualquier concepto filosófico)

hacia el cielo, donde levantas tu residencia.

¿Cual puede ser el valor de vuestros estudios,

vosotros, que os esforzáis en saber como le va a la naturaleza,

si las estrellas están hechas de tierra o de fuego o de mar?

la bendita asnalidad no sabe de esos desvelos;

con las manos juntas espera de rodillas

que Dios reparta nuestras predestinadas parcelas,

y no persevera en nada

salvo en que, concluido el funeral,

el fruto del infinito reposo Dios lo confiera".

lunes, 4 de octubre de 2010

Hoy amanece un gran día


Hoy amanece un gran día, grande por ser la festividad de Nuestro Padre San Francisco, en estos tiempos escucharlo, aprender a vivir como él en la humildad, el servicio, el amor a Cristo y a su Iglesia se hace necesario para una verdadera renovación del franciscanismo en España y Portugal. La Orden está viviendo un tiempo de gracia en estas tierras, y sólo desde el ejemplo de san Francisco seremos capaces de vivirlo. No en vano a nosotros sus hijos sólo nos cabe el llevar por el mundo el mensaje del Amor a Cristo, ese Amor que él no se cansaba de decir “el Amor no es Amado” para animarnos a todos a amarlo.
Hoy también inauguramos un nuevo curso en el Instituto Teológico de Murcia OFM, llevamos ya muchos años en el que la teología, la reflexión teológica, se ha hecho un hueco en medio de un mundo donde se ha olvidado de la fe y casi de la misma razón, desde la filosofía y teología franciscana y cristiana se ha mostrado que la fe y la razón deben ir unidas para que la reflexión sobre Dios sea hecha por los hombres y mujeres de nuestro tiempo. Este año iniciamos el Máster oficial en Teología, título dado por la Universidad de Murcia, impartido por le profesorado del ITM con el que se pretende completar la formación teológica y humanista que en muchas carreras que deberían tener al hombre y Dios en el centro de su reflexión y sin embargo no ha sido así.
Un nuevo curso en el Máster de Orientación Terapia y Mediación familiar, con la familia puesta en el centro de la reflexión y de la atención a sus necesidades. No se trata sólo de hablar sino de formar a personas que ayuden a superar los problemas familiares, y hacer ver a los hombres y mujeres que no siempre la solución es separarse y destrozar la vida familiar de padres e hijos.
Y un nuevo año en el Ciclo de Teología, cada vez más internacional, alumnos de cuatro continentes se reúnen este año para estudiar La Licenciatura en Estudios Eclesiásticos y la Licenciatura en Teología Fundamental.
Y como último acontecimiento en este gran día la reapertura del templo de la Merced en Murcia, tras tres años de restauración y el empeño de algunos en que no se abriese, sin embargo hoy por fin se abre un templo emblemático en Murcia y donde los fieles cristianos volverán a vivir su fe y contemplar a Cristo en la Eucaristía, esa presencia que a San Francisco cada vez le conmovía como si de la primera vez se tratase.
Feliz día de San Francisco de Asís a todos.

viernes, 1 de octubre de 2010

De la Universidad Pontificia de Salamanca


He leído en estos días en el blog de Xabier Pikaza, que el Cardenal Rouco ha iniciado una serie de movimientos para hacerse con el gobierno de la Universidad Pontificia de Salamanca y potenciar su posible Universidad de la Iglesia en Madrid.
Siento discrepar con Xabier Pikaza, la Ponti, como la hemos llamado todos los que hemos estudiado en ella, no necesita que nadie venga a fragmentarla, la desestructuración de la Ponti es algo que viene de muy lejos, quizás desde que el último gran Rector, Juan Luis Acebal, lo fuese de la misma.
La Ponti empezó el declive desde el momento en que los religiosos de las grandes ordenes fueron relegados de las funciones de gobierno y quienes les sucedieron se preocupasen más de sus fines personales que de la Institución. El notable profesorado de las facultades de Teología y Derecho Canónico fue jubilándose o falleciendo y no se preparó con tiempo su renovación, sino que hubo que recurrir a profesores en algunos casos eméritos de otras facultades para reemplazar el profesorado. Con lo que ello supuso de no poder realizarse un traspaso normal y sosegado en el profesorado que más que enriquecer, lo que hizo fue hacer perder el prestigio de la Ponti frente a las facultades eclesiásticas de otras universidades españolas.
Cuando el gran peso de la Universidad lo llevaban los religiosos, las grandes Ordenes, la Ponti funcionaba, no en vano se le dedicaba muchas horas y se cobraba poco, cuando a los religiosos los remplazan los sacerdotes diocesanos y los seglares ésta situación cambia, no se le puede dedicar mucho tiempo cuando no hay un dinero que lo mantenga, éste en España siempre ha sido el gran problema de la investigación y el estudio, y en las universidades privadas se ha notado más al faltar patrocinadores que cubran sus necesidades económicas.
Además, Xabier Pikaza, mejor conocedor de las intimidades de la Ponti, sabe de la lucha por el gobierno que surgió entre las facciones de los llamados de Ávila y Salmantinos. Todo ello ha llevado que el nivel del profesorado no sea ahora el mismo que hace 15 años cuando las facultades de Teología y Derecho Canónico tenían un buen número de alumnos y un mejor profesorado que publicaba, porque no olvidemos que la calidad del profesorado se mide en el grado de publicaciones y presencia en Congresos. Ahora mismo, esta situación apenas se da, la Ponti se mantiene por las carreras civiles, y las eclesiales han perdido todo su empuje tomando el relevo facultades como las de Navarra, las incipientes de Madrid, y Comillas que se mantiene en su línea.
Por todo ello, el Cardenal Rouco no va a cargarse la Ponti, ella misma se ha cavado su propia fosa, y no sólo es responsabilidad de la Universidad sino de los mismos obispos que no la han cuidado, al no mandar alumnos a estudiar y preferir mandarlos a otras universidades, ni permitir que los sacerdotes de sus diócesis, en ella formados e invitados a la docencia, se quedasen para servir a la Universidad, esto ha pasado tanto en la faculta de Teología como de Derecho Canónico.
La Ponti está mal y requiere un cambio, no se si el que se avecina será el que verdaderamente se necesita, pero si la Iglesia en España quiere tener una Universidad fuerte algo habrá que hacer, no se puede mantener una situación como la actual.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

ATTACCO A RATZINGER


Cuando uno se deja caer por estas tierras romanas, parece que la cristiandad cambia de color y las vicisitudes que se viven en nuestra España, se relativizan, porque el tiempo y las cosas son eternas, como la ciudad, y no hay que agobiarse por lo que está pasando, pues todo pasará.
Esto cuando te encuentras visitando Congregaciones y despachos te saca un poco de los nervios, pero o lo asumes o te lanzas al Tiber, las cosas de palacio siempre con calma. Pero después Roma te encandila con sus calles, sus monumentos y el precio anterior está bien pagado.
Dos cosas he encontrado en Roma estos días que merecen la pena, la primera el Curso de actualización de Derecho Matrimonial y Procesal Canónico que ha organizado la Facultad de Derecho Canónico de la Santa Cruz. Las facultades españolas deberían aprender a organizar estos actos, no creo que sea tan difícil traer a los ponentes, y hacer conferencias interesantes y sobre todo con un contenido serio y práctico. Después se podrá estar de acuerdo o no con las conclusiones pero no se puede negar la calidad y la organización de las mismas.
La segunda cosa es un libro, “Attacco a Ratzinger”, escrito por dos vaticanistas de prestigio donde se hace un análisis de los ataques que está recibiendo el Papa Benedicto XVI. No se le acaba de perdonar que un Papa que debía ser de transición, esté afrontando serios compromisos a los que la Iglesia no daba una respuesta contundente.
Todo se inicia con el discurso en Ratisbona, el levantar la pena de excomunión a los obispos lefebvrianos, con Williamson negando el holocausto, el viaje a África, la pedofilia, todas las críticas recibidas en los días previos al viaje a Gran Bretaña.
Los autores vienen a analizar que la situación no es nueva, ya le pasó a Pio XII, si bien fue tras su muerte, y sobre todo a Pablo VI tras la encíclica "Humanae vitae", que provocó que el Papa pasase muchos años sin publicar una nueva encíclica.
Sin embargo, los ataques actuales son mucho más duros y sin llegar a pensar en ningún momento en un complot contra el Papa sí se observa un ataque muy duro desde dentro de la misma Iglesia.
Estamos viviendo, así lo indican los autores, un tiempo de herejías silenciosas, dentro de la Iglesia que están provocando una situación entre los fieles de desestabilización en lo que debería ser los cimientos de la fe, sin lugar a dudas que cuando el Papa habla de coger los bastones contra los lobos sabe muy bien a que se refiere.
Los autores vienen a concluir que uno de los grandes problemas con los que se ha encontrado Benedicto XVI es la poca ayuda que recibe por parte de los que le rodean, han sido incapaces de apagar estos ataques, o al menos relativizarlos, antes que las llamas se hiciesen grandes. Todo ello como resultado de la perdida de sitio del mensaje cristiano en la sociedad y en los medios que sufre la Iglesia y que le va a costar recuperar. Han perdido la fluidez a la hora de trasmitir un mensaje, y la agilidad se ha convertido en lentitud de respuesta.
Es un libro verdaderamente apasionante y serio, espero que alguna editorial española lo traduzca y no quede reducido únicamente a estas tierras italianas.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Sumisos a la Madre Iglesia


Cuando saltó la noticia del abandono de la Orden Franciscana de José Arregui hice propósito de no comentar las razones que él tenía para tomar tal decisión. Y que conste que pretendo ser fiel a tal propósito. Sin embargo cuando uno lee tantas memeces no puedo permanecer callado, sobre todo por ser franciscano y seguidor de San Francisco de Asís al que algunos pretenden utilizar para defender la decisión de Arregui.
Termina hoy el Congreso de Teología organizado por la Asociación Juan XXIII. Para los que no sepan quienes son, estos señores y señoras son unos llamados teólogos progresistas, que pretenden defender una teología que se quedo anclada en mayo del 68 y no han sabido evolucionar. Sólo hace falta ver la media de edad de los llamados teólogos que son sus representantes, se han limitado a comentar la sociedad y la Iglesia desde aquella mentalidad y no han evolucionado en su reflexión teológica con la nueva situación social. Creo que han perdido una gran ocasión.
Pues en el Congreso que hoy han concluido han sacado una nota apoyando a Arregui, lo triste de la nota es que no hay ni una palabra positiva de comunión de libertad de unión, todo es ir contra alguien, y así no vamos a ningún sitio, defienden cambiar un lobo por otro.
Lo más triste es que señalan que el verdadero seguidor de san Francisco es Arregui porque no se calla y se va de la Orden, como si el salir corriendo fuese lo más valiente, lo valiente es permanecer y luchar desde dentro, si te exilian, como dicen que se amenazó, pues uno se va a anunciar el Evangelio donde haga falta, ¿como quedan los hermanos de la Provincia de Arregui que han sido mucho más valientes y no se han ido? Para mi quedan con todo mi respeto y admiración, por que no olvidemos que san Francisco a diferencia de los cátaros fue sumiso a la Santa Madre Iglesia, y eso no quiere decir que le chirriaran los dientes al ver aquella Iglesia, moralmente mucho peor que la actual. Él nunca defendió la insumisión sino el trabajar por cambiarla, nunca se consideró mejor que los demás, sino un humilde siervo de Dios.
Ese es el Francisco de Asís que ustedes no quieren ver y que cambian para defender lo indefendible, así no ayudan ni apoyan a Arregui, sino que echan mas leña al fuego de la discordia y de la separación de los hermanos. Eso no es comunión y creo que dicha asociación en sus estatutos, al menos los que yo conocía, hablaban mucho de comunión.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Nuevo Curso


En fin, todo lo bueno y lo malo se acaba y las vacaciones no iban a ser distintas. Pero empieza un nuevo año que se presenta lleno de novedades, a nivel de la Provincia Franciscana de Cartagena, de la Orden en España, y como de nuestra Iglesia patria que no nos dejará indiferente a lo largo del año.
Junto a ello habrá muchos temas que podremos ir aprovechando y sacando conclusiones que a algunos les gustará y a otros menos, pero en definitiva es aprovechar esta plaza de pueblo que es internet para encontrarnos y comentar.
También en el Instituto Teológico de Murcia OFM tendremos novedades, empezamos el Máster de Teología, título que da la Universidad de Murcia, pero con profesorado nuestro de la Orden y de la iglesia sin intervencionismos y con una teología seria. Empezamos esta andadura desde la humildad y servicio a la Iglesia y sociedad de todo el sureste español, y a nivel de la Orden a hermanos de otros países que vienen a estudiar Teología Fundamental a Murcia, este año se nos unen desde filipinas y Centroáfrica, gracias a la Secretaría de Formación y Estudios de la Orden Franciscana que apoya el esfuerzo que el ITM está realizando.
Es un motivo esperanzador para iniciar el curso, podría haber empezado hablando del franciscano, porque todavía lo es, del que hablan los portales de prensa católicos, pero creo que merece la pena empezar el curso con una noticia de esperanza y de ilusión.
Hermanas y Hermanos empecemos que hasta hora poco o nada hemos hecho.

miércoles, 14 de julio de 2010

Aire fresco en la Diócesis


Unas letras, o letricas como dicen por estas tierras murcianas, para reseñar los últimos cambios producidos en el gobierno de la diócesis de Cartagena, y que D. José Manuel Lorca , obispo de la misma, ha nombrado sin temor a la crítica y cuya principal consecuencia es la maledicencia voraz de un cizañero con nombre de ave noble, pero que más bien debía ser córvido, que machaca todo lo bueno que se pretende hacer en esta Diócesis.
En primer lugar, analizando los nombramientos de los vicarios, lo primero que destaca es que D. José Manuel ha decidido poner al frente a sacerdotes diocesanos, sin pertenencia reconocida a ningún movimiento. Me parece que es fundamental que esta Diócesis y sobre todo su clero se sienta orgullosa de ser diocesana, de no tener que buscar al amparo de unos grupos su identidad sacerdotal. Siempre se ha echado de menos, sobre todo los que nos movemos por otras diócesis manchegas, la necesidad de que en Murcia se notase el clero diocesano.
Se me podría argumentar en contra que no hay clero que no sea diocesano, ya que ningún grupo puede incardinar a sacerdotes sin más, cierto es, pero también es verdad que faltaba, en buena parte del clero, un sentimiento diocesano.
Otras diócesis españolas han cambiado a todo el gobierno, como Sevilla, y no ha habido tanto revuelo, tampoco es cristiano ni de pertenecer a la Iglesia el trato que se ha dispensado al Obispo de Cartagena, como él en más de una ocasión ha señalado le ordenaron sacerdote para la Iglesia, en la Iglesia, hasta ahora está sirviendo a la Iglesia de Murcia y dándole un nuevo aire fresco que bien necesitaba.
A los que le han criticado que recuerden aquello de lo que tanto hablan de la fidelidad al Papa, también se debe aplicar al Pastor de su diócesis, y los que aprovechan el nido del ave para vociferar sus inmundicias que recen un poco más y trabajen por el buen hacer en esta bendita diócesis.

lunes, 12 de julio de 2010

Ayer fue un día especial


Si alguno pensaba que este post iba de la copa del Mundo, de la alegría de ver a la Nacional levantando la copa, de lo que a mí me gusta el futbol y que hoy iba a hablar de ello, siento decepcionarle.
Ayer fue un día especial, pues me volví a encontrar con un grupo de chavales que están de campamento, en Elche de la Sierra (Albacete). Tampoco es original irse de campamento en estas fechas, lo grande es que los monitores de este campamento, no son ni educadores contratados al efecto, ni monitores que se van a sacar un dinerillo extra.
Los monitores son profesores, expertos en pedagogía, incluso algún doctor en enfermería, y jóvenes que hace unos años iban al campamento y ahora buscan el descanso de la universidad para irse a un campamento y un par de hermanas de Cristo Crucificado que confían en ellos y les dejan hacer. Jóvenes que deciden que una vez que acaban las clases se llevan a los chavales de campamento donde además de jugar y entretenerse les ayudan a crecer, les hablan de los valores, de lo importante que es compartir, hacer amigos y sobre todo aprender que no todo en la vida se nos da como nos gustaría, que la frustración existe y hay que saber aceptarla sin que ello provoque un problema que los conduzca al psicólogo.
Y junto a todo ello se les habla de Cristo, se les recuerda que el mayor gesto de amor es el perdón y todo un día se dedica a autoconocerse, valorando lo buenos que tienen dentro de si y en lo que se deben apoyar para superar la enemistad y los malos momentos. Pasmaros pero ese día concluye con una celebración penitencial, y los críos y monitores se confiesan, increíble pero sólo es posible si se vive todo ello desde la normalidad de la vida de un cristiano que va creciendo y aprendiendo.
Ayer fue el día de las familias, vienen de Alquerías, Mula, Cieza, Moratalla y Murcia, y el primer acto de la jornada es la celebración de la eucaristía, los hijos con los padres, todos comparten su fe. No vamos a negar que algunos la última misa a la que asistieron fue la del campamento del año pasado, pero eso no importa, lo importante es que escuchan como sus hijos les invitan a vivir la fe, la amistad, el compartir, el saber que no todo cae del cielo.
Y el día continúa con una “feria” con sus casetas sus juegos donde lo que se recauda es para los colegios que las Hermanas de Cristo Crucificado tienen en Centro América y Caribe. Y se recuerda a las hermanas que iniciaron este campamento y ahora están en Dominicana, como es la Hermana Emi.
Los padres ayer me decían “el mayor testimonio de que mis hijos están contentos es mirarlos a la cara y verles la felicidad que trasmiten”, que gran cosa es que un padre tenga tiempo para mirar a su hijo a la cara y saber cómo se encuentra.
Por todo ello, ayer fue un día especial en el campamento, ahora bien, insisto, gracias a que existe gente como los monitores que hace unos años aprendieron a llevar un campamento y ahora lo organizan ellos, que gastan su tiempo en educar a los chavales y que su cansancio no es sino el reflejo de una vida creyente que saben que Cristo es lo más grande y lo comparten con los demás. Felicidades a todos ellos.

jueves, 10 de junio de 2010

Visita al Papa


Llega el día en el que el Presidente de gobierno español va a visitar al Papa. Que nadie piense que es un momento clave para la situación de la Iglesia en España. Ni mucho menos que de esta reunión dependerá en mucho la nueva ley de Libertad Religiosa. Los comentaristas ya religiosos o políticos que así lo digan están muy equivocados o todavía creen en la bondad infinita de las personas.
El presidente, va a esta visita a echarse la foto, aprovecha, y esto es obra de su embajador ante la Santa Sede, la presencia masiva de obispos y sacerdotes españoles en Roma con motivo de la clausura del año jubilar, y su egocentrismo continuo de pensar que “yo soy quien hace y deshace y lo voy a hacer también en materia religiosa”, sobre todo contra aquellos que rezan al crucificado.
Se equivoca, y se ha visto en el último reglamento aprobado por su ministra Chacón, y que formará parte de la nueva Ley, si piensa que lo importante de la procesión del Corpus o de las procesiones de Semana Santa es la presencia del ejército, que es voluntario y a la que ningún soldado va forzado, no sucede igual en los actos de las autoridades de las Comunidades Autonómicas. Como bien dijo el Arzobispo de Toledo, lo importante de la procesión de Corpus no es ni el pelotón del ejercito ni la maravillosa custodia de Enrique de Arfe sino el Santísimo por las calles de Toledo, o la imagen del Cristo de la Buena Muerte, con la devoción y la catequesis que él lleva consigo.
Por todo ello, pensar que la reunión de hoy del Papa con el presidente va a suponer un giro en la política religiosa, o que el Santo Padre va a decirle que la Ley de Libertad Religiosa no sea muy dura, es en primer lugar olvidar que el presidente actúa por arrebatos y no con razones, y por otro lado estar equivocado si piensan que la diplomacia de la Santa Sede va a temblar ante esta Ley es no saber nada del Vaticano y recordar que si hay un organismo político que sabe valorar y jugar con el tiempo y la paciencia esa es la diplomacia vaticana. Todo pasa y no hay mal que cien años dure.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Iglesia perseguida


Estos días he tenido la suerte de poder encontrarme con hermanos de países donde ser católico es todo un reto, donde la Iglesia es perseguida en el pleno sentido de la palabra, donde enviar un correo-e es casi constitutivo de delito. Sin embargo, y a pesar de todo ello lo más enriquecedor de encontrarse con ellos es la fe que tienen.
Estos hermanos se sienten Iglesia católica y viven su ser franciscano, desde el carisma de estar con los sencillos del pueblo de Dios y compartir con ellos su fe. Son una Iglesia muy bien organizada, donde el papel de la familia es fundamental para entender la necesidad de esa organización.
En estos días nos ha llegado la noticia de cómo la Iglesia de Cuba con su cardenal Jaime Ortega, era recibido por el dictador cubano y se atisbaba un acercamiento que beneficiaría a los presos en cárceles cubanas por delitos de pensamiento. Que a nadie se le ocurra que el comunismo va a desaparecer de la isla, tampoco eso es lo que pretende la Iglesia cubana, pero sí que se respete la vida de aquellos presos que tan difíciles momentos están viviendo. Desde luego que es muy posible que lo consiga la Iglesia.
Esa libertad que ni siquiera los grandes políticos han conseguido para estas gentes a los que se les ha llegado a tildar de delincuentes comunes, lo pueden alcanzar la jerarquía católica, esa Iglesia que los políticos y los “estómagos agradecidos” del sindicato de la ceja de nuestra nación están mancillando por el delito de unos cuantos, muy pocos por cierto, y con lo que pretenden conseguir desviar la atención de una crisis que está hundiendo al país y ante la que ellos no han sabido reaccionar a tiempo.
La Iglesia perseguida siempre es una Iglesia que sale fortalecida de la adversidad, que siente con fuerza su fe y la sabe vivir, para los católicos europeos son un testimonio al que dirigir nuestras miradas, para recuperar la necesidad de la organización y del orden como reflejo de una vida interior plena de Dios.

sábado, 15 de mayo de 2010

¿Donde están los cristianos socialistas?


Si bien este blog nació para comentar noticias de interés cristiano y franciscano, la situación que está viviendo la sociedad española no me permite obviar la realidad y denunciar que estamos en una nación con casi cinco millones de parados, donde lo más triste de los recortes dados por el decretazo del gobierno socialista no se encuentra en la reducción del sueldo de los funcionarios y la congelación de las pensiones, que ya es bastante triste, para nuestros mayores que han trabajado toda su vida para que nosotros tengamos el actual nivel de vida que nuestros gobernantes han dilapidado.
Lo verdaderamente triste es que hay dinero para fomentar las clínicas abortivas pero las ayudas a la familia han desaparecido. Nos encontramos con que las ayudas a las madres por tener hijos desaparecen y no sólo se elimina el mal llamado “cheque bebé” sino que se eliminan todo tipo de ayudas para que las mujeres que trabajan tengan la posibilidad de mantener su trabajo si se quedan embarazadas.
Desaparecen las ayudas a las familias con enfermos que necesitan de las ayudas de dependencia con la que se posibilitaba el acompañamiento y ayuda para levantar a muchos enfermos sin posibilidades económicas.
Desaparecen las ayudas y subvenciones a los Centros de Orientación Familiar que acompañan a las familias más desfavorecidas en la superación de sus conflictos. Ahora bien sí se mantiene un ministerio de equívoca igualdad, que destruye la familia y genera mayor desempleo al obligar a las empresas a no elegir a quien vale sino a quien le permite mantener el cupo de “igualdad”.
Y ante todo este desorden, yo me pregunto ¿Dónde están los cristianos socialistas?, a lo mejor están en los sindicatos que no ayudan al obrero y van a pedir permiso al gobernante para hacer una huelga general. Esos cristianos socialistas que parece que sólo saben defender al político que tiene muchas tierras de viñedos, edificios en el centro de la capital, es posible que obtenidos con su dinero, pero que genera muchas dudas sobre todo en la bendita tierra de la Mancha.
Vivimos un tiempo que se necesita testimonio, no sólo criticar a la jerarquía eclesiástica, ahora es tiempo que el cristiano denuncie la injusticia social de un gobierno que sólo sabe crear parados y desatiende a las familias al favorecer el aborto y la eutanasia encubierta, donde están los cristianos comprometidos con el trabajador, ojalá que no estén esperando el permiso del político para denunciar la triste situación que está viviendo la sociedad española.
Ahora es tiempo de recordar que es Cáritas y otras muchas asociaciones católicas llevadas por religiosos los que están dando de comer a muchos parados, y a la vez generando empleo. Por eso es más denigrante todavía que se ataque a la Iglesia para despistar al personal de los problemas que estamos viviendo. Es tiempo de testimonio y denuncia, y los cristianos, sin apellidos, debemos estar presentes en nuestra sociedad.

sábado, 8 de mayo de 2010

50 años de sacerdocio franciscano

Vivimos un año un tanto particular, este del año sacerdotal, por un lado se busca el reconocimiento del sacerdocio, como ministerio y en consecuencia servicio a la Iglesia, Cuerpo de Cristo. Por otro, este año también han saltado a la opinión pública el pecado y delito de algunos miembros de la Iglesia, que por ciertos grupos de presión han tratado de manipular como defecto de toda la Iglesia y por tanto desvalorización del ministerio sacerdotal, de la vida religiosa, utilizando como chivo expiatorio la figura del Papa, que no cabe duda alguna de su valentía y su claridad de actuación a la hora de afrontar esta difícil situación.
Por todo ello en tiempos recios como los que vivimos, se hace mucho más grandioso el celebrar el cincuenta aniversario de ordenación sacerdotal dentro de la Orden franciscana de un hermano. El P. Pedro Ruiz Verdú celebra este sábado 8 con el gozo de sentirse acompañados de sus hermanos de religión y de sangre el sí a un ministerio dentro de su ser franciscano, como sacerdote.
En estos cincuenta años el P. Pedro siempre ha estado al servicio de la Provincia Franciscana de Cartagena, muchos años como Secretario provincial, en las parroquias y en las comunidades de Albacete, Lorca, Alicante y ahora en Santa Ana de Jumilla. En todas ellas haciendo que su trabajo fuese de servicio y atención a los fieles que se acercaban a nuestras comunidades. Si bien siempre le quedará la espina de no haber podido realizar su gran deseo de misionero en África y que unas fiebres al poco de llegar a aquellas tierras le hicieron volver y renunciar a la ilusión de dedicar su vida franciscana a aquellas gentes.
Los que hemos sido alumnos suyos en el Instituto Teológico no olvidamos sus clases de sacramentología y algo que le ha destacado en su vida como profesor pero también como sacerdote franciscano, es su devoción a la Trinidad. El Misterio de Dios es su gran asignatura que todavía imparte como profesor emérito, y que continuamente actualizado, imparte como profesor que no sólo le interesa que se aprendan conocimientos, sino que éstos sirvan para la vida cotidiana.
Ante una vida de servicio a la Iglesia como es la del P. Pedro, no cabe sino reírse de los que pretenden que el sacerdocio y la vocación franciscana no tienen sentido y deberían arrinconarse en las sacristías. Estos cincuenta años son un ejemplo y un testimonio para los jóvenes que inician su vida en la Orden franciscana o en el ministerio sacerdotal, para saber que el servicio es reflejo de la presencia real de Cristo en medio del mundo, y esta es la gran tarea que se nos pide en nuestra vida.
P. Pedro muchas felicidades, que siga muchos años mostrando con su testimonio que se puede ser sacerdote franciscano siendo fiel a lo que Dios quiere de cada uno de nosotros.

sábado, 1 de mayo de 2010

Pablo VI. El coraje de la modernidad


Nuestra revista Iglesia Hoy no quiere permanecer ajena a la situación que actualmente se vive en la sociedad en torno al Papa Benedicto XVI, ello nos lleva a valorar al sucesor de Pedro, tanto por lo que él como por quienes le han precedido en situaciones tan complicadas como las actuales.
Esto nos lleva a presentaros e invitaros a leer esta biografía sobre el Papa Pablo VI. A nadie se le puede escapar el papel que este Papa tuvo en la vida de la Iglesia, al ser quien clausura el Concilio Vaticano II y todo lo que supuso a la hora de ponerse en marcha en una Iglesia y una sociedad cambiantes.
A lo largo de la biografía descubrimos no sólo al Papa sino sobre todo al sacerdote con sus temores iniciales que va transformando en decisiones que afronta con trabajo cuando lo que él esperaba de su ministerio lo ve encaminado en una dirección distinta. Se descubre la importancia de la familia en el germen y desarrollo de una vocación.
Importante para comprender el ministerio como Sumo Pontífice del cardenal Montini es conocer su experiencia en el Arzobispado de Milán, donde destacó su faceta dialogante con todos los miembros de la Iglesia en especial la atención a los sacerdotes y sus grandes decisiones ecuménicas en una diócesis tan peculiar.
En el Pontificado hay que destacar el retomar y clausurar el Concilio, el discurso del Papa en la ONU, lo que aquello supuso tanto los preámbulos con las entrevistas con el Presidente de Estados Unidos y su labor en la búsqueda de la paz en el conflicto de Vietnam como el mismo discurso que marcó y marca un hito en el papel del vaticano en la resolución de los conflictos. La importancia de documentos como, entre otras, la encíclicas Humanae Vitae, la Sacerdotalis caelibatus y sus encíclicas sociales Populorum progressio y Octogesima adveniens.
También afronto conflictos internos como el problema de los jesuitas y la reforma litúrgica propuesta por el concilio. Afronto una nueva forma de pontificado con los viajes al extranjero, saliendo de los muros vaticanos y visitando las realidades más empobrecidas de los más diversos países del mundo.
Si lo dicho hasta ahora ya es un motivo para leer esta obra, se le añade una completa bibliografía un completo índice onomástico, que le hace que supere lo que es una simple biografía con un trabajo de investigación y de referencia.
En definitiva esta obra nos invita a reconocer la obra de un pontífice que tuvo en el corazón su divisa al ser un Papa cordial en la apertura al mundo, con el coraje necesario para afrontar las nuevas situaciones que necesitaba la Iglesia tanto para cambiar como para reafirmar las notas distintivas eclesiales y sobre todo la condolencia, el compartir los cansancios y tristezas de una humanidad llena de situaciones dramáticas y de confrontación. En definitiva un Pastor de su pueblo que es necesario recordar o conocer para quienes no lo conocían.

Publicado en la Revista Iglesia Hoy del mes de mayo de 2010.

miércoles, 21 de abril de 2010

Mártires por su fe


Ayer pudimos disfrutar el Instituto Teológico de Murcia OFM de la presentación del libro “Mártires por su fe” escrito por Jesús Bastante. El autor nos presentó la obra y la razón de ser de la misma, que no es otra, que recordar que el cristiano tiene como objetivo principal el de mostrar en su vida y en el momento de la muerte el amor que Cristo nos tiene.
El salón de actos del centro estaba lleno y eso dio pie a diálogo con el autor muy interesante. Entre las cuales, como no podía ser de otra manera el pensar si la obra era una respuesta a la ley de memoria histórica. Queda claro para el autor y se ve en libro prologado en dos de sus capítulos por ponentes de la susodicha ley que no es ese el fin de la obra, sino el de recordar que la sociedad se construye desde el esfuerzo y la convivencia pacífica, desde el reconocimiento de los errores, pero sobre todo desde el testimonio de personas, familiares de los mártires, que a pesar del sufrimiento, perdonaron con su vida y levantaron una sociedad española desde el perdón y el amor que sus familiares mártires les enseñaron en la vida y en el momento de la muerte.
Para los cristianos es, como indica D. Ricardo Blázquez en el prólogo general de la obra, el recordar que los mártires aparecen en un momento de turbulencia de enfrentamiento entre hermanos y sobre todo en un momento en que la sociedad pierde todo lo que la une para volcarse en los odios y sinsentidos. Los mártires están desde siempre en la Iglesia hace dos mil años, hace setenta y actualmente en los cristianos perseguidos en los países musulmanes y a los que se les arrebata su vida por el hecho de ser cristianos (hace unas semanas mataban a un matrimonio en Paquistán con sus hijos en su propia casa), y en cada caso no es sino el reflejo del que muere por amar la vida y a Cristo, perdonando y no queriendo el mal para quien se lo está infligiendo.
El testimonio de los mártires fortalece la fe de los cristianos e invita a seguirlos, es un momento importante para revitalizar nuestra presencia y sentido de estar en la iglesia.
Como indicó un señor en el diálogo, lo bueno de este libro es que el autor escribe de un modo ágil, sin odios ni rencores, pero tampoco desde la distancia del que relata algo que no le afecta. Escribe desde su ser cristiano y quien reconoce que el amor y el perdón van unidos y muchos hermanos han dejado sus vidas para enseñarlo.
En definitiva es un libro al que aconsejo su lectura, que no dejará a nadie indiferente y que para el ITM fue un momento de alegría no sólo contar con la presencia del autor, un amigo, sino además con el de las personas que llenaban el salón y que siguieron la presentación con vivo interés.

sábado, 17 de abril de 2010

Encuentro Franciscano de Familias


En un tiempo en el que todo parece indicar que la familia no se encuentra en su mejor momento, y sobre todo aparece una sombra de zozobra en el futuro de la sociedad ante los jóvenes que se están formando. Sin embargo este fin de semana hemos celebrado en nuestro convento de Santa Catalina del Monte en Murcia el V Encuentro Franciscano de Familias.
En él se han reunido familias venidas de Murcia, Alicante y Albacete en torno al Cristo de San Damián. Ha sido un día de familia donde la formación estuvo destinada no sólo a los padres, sino también a los hijos, porque la familia son todos sus miembros desde los más pequeños con los que apenas se podía llegar a jugar y con los más mayores con los que se les podía invitar a una reflexión de lo que significa Cristo y San Francisco en la vida de la Iglesia y sobre todo el papel que las familias pueden aportar dentro de la pastoral eclesial franciscana.
A nadie se le ocurra decir que estas familias no tengan sus dificultades como las demás familias de nuestra sociedad, algunos de ellos se encuentran con el paro, la dificultad de los hijos en la adolescencia y en algunos casos, las dificultades propias de las convivencias de los esposos. Pero si les diferencia en algo es que son y se sienten iglesia, viven su fe compartiéndola con familias como ellos que sienten el espíritu franciscano, quizás porque los religiosos que les acompañan son franciscanos, sin tener que preocuparse del nombre de su grupo, simplemente son Iglesia.
En este ámbito cabe también una palabra vocacional, no debemos olvidar que la vocación, ya sea a la vida religiosa o al matrimonio hay que empezar a construirlo desde la infancia y sobre todo cuando se ven a los padres que comparten un día con ellos, y a unos jóvenes religiosos que corren con ellos y les invitan a rezar con el gozo de sentirse satisfechos de una vocación. El participar en la eucaristía como centro de la vida eclesial, la familia completa con los religiosos muestra el sentido eclesial que el Santo de Asís siempre quiso invitar a vivir
Ha sido un día alegre, como no podía ser de otra manera en una celebración franciscana, pero también un día de reflexión de cara a valorar el papel de las familias en la Iglesia que saben aprovechar estas jornadas con los hijos y con la Orden franciscana.

lunes, 5 de abril de 2010

Mujeres en la Vida de Cristo


Son muchas las mujeres que se encuentra Jesús en su caminar y junto a ellas vive su historia personal donde los momentos de dolor que están pasando son tanto físicos como psíquicos, por ello se engrandece aun más si cabe la presencia de ellas a lo largo del camino del calvario y su presencia reveladora tanto a los pies de la cruz como en el momento de la Resurrección, no en vano es a ellas las primeras a las que se les anuncia la Resurrección.
La presentación de estas mujeres se inicia con la mujer que lo unge en Betania (Mateo 26, 10-11) donde nos muestra que en el anonimato de ella se encierra toda una obra de misericordia y de entrega. Esta unción que anuncia su muerte le lleva también a alcanzar la paz del que recibe el sacramento de la unción, ante la soledad de la enfermedad y la muerte el ungido alcanza la paz. Cada presentación de las mujeres concluye con unas breves cuestiones que nos invitan, no sólo a ver o que ellas hicieron sino sobre todo a reflexionar como vivir en nuestro días estas acciones
Entre las mujeres se encuentran no sólo las anónimas sino María la mujer de Cleofás, la madre de Santiago y José, Salomé, la mujer sorprendida en adulterio, etc. Concluye como no puede ser de otra manera con la Madre de Jesús. Ella que queda confundida cuando el Ángel le anuncia que va a ser la madre de Jesús, continúa en ese estado emocional incluso en el momento de la muerte en cruz, ¿acaso alguna madre entiende la muerte del hijo?. Sin embargo, no cabe duda, como nos indica la autora que ella sí entiende la misión que se le encarga mediante la oración y el servicio para ser fuente de vida y alegría a los cristianos.
Es un libro para aprovecharlo de un modo especial en el tiempo cuaresmal y de Semana Santa, pero no cabe duda que a lo largo de todo el año al releer los evangelios nos encontramos con estas mujeres y no lejanas a nuestra propia vida nos pueden ayudar a vivir en la presencia de Cristo. Como la dedicación que la autora da a su libro este libro es especialmente para las madres y mujeres de vida consagrada, como auténticas “mujeres de la pasión”.

LAS MUJERES DE LA PASIÓN
Kathleen Murphy
Ed. San Pablo
Madrid 2010

viernes, 2 de abril de 2010

Viernes de Pasión en la Iglesia


Si a lo largo del año los católicos nos encontramos con un día negro, triste lleno de sin sentido, no cabe duda que estamos en Viernes Santo. Todo en este día nos invita al silencio, a la contemplación a preguntarnos como se ha podido llegar a este momento tan negro en la vida eclesial, a desear estar debajo de la lápida y no atrevernos ni a sacar la cabeza.
Sin embargo, como cristianos que somos no podemos permitirnos agachar la cabeza y no mirar al frente. La Iglesia no cabe duda necesita este tiempo de purificación y penitencia para reafirmarse en medio del mundo y recordar que Cristo muere en la cruz, no por deseo de sufrir sino para mostrar el Amor misericordioso del Padre.
Un Amor con mayúsculas que la Iglesia ha mostrado, muestra, y mostrará gracias a la tarea ingente de muchas religiosas, religiosos, sacerdotes, y fieles cristianos que en sus familias viven desde la confianza en Jesús, y no dudan en entregar su tiempo para que muchos, que de otra forma estarían abandonados, se sientan acompañados en su dolor en su sufrimiento.
No hay derecho que a toda la Iglesia se la condene, por el pecado y la traición de unos cuantos, muy pocos, pero acaso hubo derecho a la condena que se le dio a Cristo a morir en la cruz. También fueron contra Él, no improvisando, sino con una campaña muy bien organizada como sucede ahora, y también a él lo entregaron y negaron algunos de los suyos, como ha pasado ahora.
Pero en Él los cristianos debemos fijarnos en estos días, y a la par pensar en su resurrección, resurrección que para muchos de Haití y Chile les está llegando gracias a los proyectos de restauración y nuevas viviendas que está afrontando la Iglesia desde diversas instituciones al margen de las entidades “oficiales” que están resultando excesivamente lentas a la hora de alcanzar resultados efectivos.
Quizás algunos tratan de aprovecharse y piensen que Viernes Santo va a ser todo el año y busquen hacer una Ley de Libertad Religiosa, que sea de todo menos igualitaria y que a la primera que pretenda acallar sea a la misma Iglesia, pensando que ahora está de penitencia y no va a decir nada, pero se equivocan, que nadie dude que los católicos ante la adversidad, la negación, la traición se responde con la fe, la confianza, el crecerse en la adversidad.
Tras un tiempo de purificación y penitencia, necesario para la Iglesia y quienes la formamos, Ella tornará a anunciar con convicción el mensaje liberador y salvador de Cristo, de tal manera que vuelva a brillar el Domingo de Resurrección llenando de sentido y plenitud, todo aquello que el dolor y la inmundicia ha oscurecido en estos días al tratar de cambiar el verdadero sentido del Amor de Dios. Si la Iglesia quiere, si los cristianos queremos la Luz Pascual volverá a iluminar el camino.

Publicado en Religión Digital (2-IV-2010)

sábado, 27 de marzo de 2010

La Teología vuelve a la Universidad Pública


El Instituto Teológico de Murcia OFM y la Universidad de Murcia, una vez que ANECA ha emitido el informe de evaluación favorable, impartirán a partir del próximo curso 2010-2011, el Máster universitario en Teología. El Máster es el único de dichas características que se impartirá en España en una Universidad Pública.
Dentro de la reestructuración de estudios a nivel europeo, este Máster ayudará a que la Teología vuelva a cobrar un papel importante si atendemos a las dinámicas de integración de las ramas del saber que se han generado con vistas a la unificación del marco de educación superior en Europa. Las Humanidades quedarían como huérfanas sin el apoyo de la Teología como uno de sus puntales fundamentales. En efecto, desde el nacimiento mismo de las ciencias, sean del espíritu o de la naturaleza, la Teología formó parte de las mismas, y no una cualquiera sino su culmen y como su sentido último, al abarcar el campo completo de estudio: Dios, el hombre y el mundo. Hoy vuelve a tener un papel relevante en el ámbito de estudios universitarios, especialmente por su aporte integrador de las demás áreas del saber y por su capacidad de mediación entre distintos niveles de conocimiento e interpretación del mundo en el tercer milenio.
Los estudios de postgrado en Teología tienen la intención de insertar en el ámbito universitario civil los estudios teológicos teniendo en consideración las distintas aportaciones e interrelaciones de los dos espacios del saber hasta ahora demasiado alejados. El Máster pretende una formación integral de los futuros postgraduados y atiende tanto a la formación investigadora y a la docente como a otra más importante aún en estos tiempos: la formación integral del postgraduado, a nivel humano, científico y ético. El Máster puede dar un sentido concreto a los estudios de teología en el mundo de hoy.
Se trata de fijar las posiciones que la teología tiene y debe aportar al diálogo multidisciplinar en un mundo en constante evolución. Por ello se hace necesario un Máster que permita a los estudios de teología ampliar su horizonte con el fin de ser más fieles a su misión, que no es otra que el servicio al Magisterio eclesial con el fin de «dar siempre razón de nuestra esperanza» (1 Pe 3, 15), para que el mundo crea y se salve por la fe en Jesucristo, Redentor del hombre. Seguimos en esto las orientaciones del Concilio Vaticano II en su Decreto Optatam Totius 16. Además se tiene presente las orientaciones constantes del Magisterio para que la teología tenga una vertiente ecuménica clara y una perspectiva de diálogo con las otras religiones y con el mundo moderno (Cf., Unitatis Redintegratio 10). Asimismo, no se puede olvidar lo que el artículo 40 de Sapientia Christiana propone como adecuado para la formación teológica, de modo que se observe un método progresivo de aprendizaje de la teología para alcanzar la madurez científica.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Monseñor Romero para un sacerdote salvadoreño


En el XXX Aniversario del Martirio de Monseñor Oscar Arnulfo Romero.
24 de marzo de 1980- 24 de marzo de 2010.

Luis Adolfo García Puentes

Hombre encarnado a la espera de la resurrección.

Realmente es un desafío hablar de Monseñor Romero, porque al intentar penetrar en la historia de su vida, de su ministerio pastoral se descubre una fuente inagotable de sabiduría y de encarnación evangélica. Solo quiero aquí hacer algunas reflexiones en torno a su persona.
Monseñor es una figura emblemática para el pueblo salvadoreño. Representa a su gente y su gente se encuentra muy a gusto en él.
En el año sacerdotal, podemos decir que “Monseñor”, (como de forma popular, cariñosa y religiosa llama la gente salvadoreña a Mons. Romero) fue, y es un modelo de pastor[1] que supo encarnarse en su pueblo, con su gente, con su cultura, con las realidades sociales, económicas, políticas y religiosas. Claramente lo expresó en la homilía de la fiesta de la epifanía “La Iglesia en El Salvador ……respeta la índole de los salvadoreños y siendo salvadoreña eleva lo salvadoreño, su historia, sus valores, sus frutos, su trabajo”.[2]
En la gente que le conoció y que vivió de cerca la experiencia de la vida de Monseñor, encuentra uno ese sabor de la sencillez y plenitud con la que vivió, y la que enseñó no solo a los discípulos de Jesucristo, a quienes pastoreaba como Arzobispo de la Arquidiócesis de San Salvador, sino a todo el pueblo salvadoreño.
Tenía como una especie de fuego interior que le quemaba y le lanzaba a buscar la paz para su gente, incluso en estructuras externas de su propio país. Por mencionar una: “Los obispos de España, también, en una carta conjunta de primero de enero; se refieren al problema de la violencia: "sentimos el deber de dirigirnos a vosotros en cuanto podamos ser útiles para la pacificación de nuestro pueblo. "Dios quiera hacer eficaz este ofrecimiento para alcanzar la plena paz!".[3]
Para mí fue y es un verdadero mediador entre Dios y los hombres, que buscó la reconciliación no solo entre los hombres, sino que esta misma reconciliación la vivía como una experiencia y necesidad de la buena relación de los hombres con Dios.
Es para mí, un signo de profunda esperanza de vida, la vida de Monseñor Romero. Su experiencia personal que tenía de Dios conjugada con la experiencia del pueblo salvadoreño de quien fue pastor, le dio a él, el soporte, la valentía, la seguridad y la esperanza de “resucitar en el pueblo salvadoreño”, como él lo afirmaba en sus homilías.
Creo, que no fue casualidad que la fecha de su asesinato fuera el día anterior a la solemnidad de la Encarnación de Jesucristo y que su martirio estuviera temporalmente cercano a la celebración del asesinato del Hijo de Dios y su triunfante resurrección. Para mí, no solo en la experiencia vital se identificó con Jesucristo, sino que tuvo la dicha de participar de la cercanía en la celebración del misterio de nuestra fe.


[1] Les repito lo que dije la otra vez: no me consideren juez ni enemigo. Soy simplemente el Pastor, el hermano, el amigo de este pueblo que sabe de sus sufrimientos, de sus hambres, de sus angustias; y en nombre de esas voces yo levanto mi voz para decir: no idolatren sus riquezas, no las salven de manera que dejen morir de hambre a los demás. Hay que compartir, para ser felices. (Homilía de la epifanía de 1980.)
[2]Ibid.
[3] Idem.

martes, 23 de marzo de 2010

Tuenti y la campaña a favor de la vida


Ser cristiano no está de moda, y mucho menos defender los valores que el cristianismo propugna como son la vida, el respeto a la persona, la solidaridad.
Nos merendamos ayer con que la red social tuenti ha rechazado la propaganda que la Conferencia Episcopal ha creado a favor de la vida, en ella jugaba con la palabra de la red social y parece, según Religión Confidencial, a los dueños del País y favorecidos por el beneplácito gubernamental han decidido quitarla del medio y prohibirla en la red social de la que ellos tienen el 20 % del accionariado.
Ante esta situación a los cristianos que usamos esa red social nos toca actuar y se debe actuar en dos direcciones, una llenado tuenti de eventos, mensajes y denuncias en contra de la red por discriminación religiosa y en definitiva ir en contra de la Constitución Española que impide las actuaciones en contra de la libertad de expresión. En segundo lugar no olvidemos que tuenti gana dinero cada vez que se abre su página web, si todos los cristianos dejásemos de entrar en ella se resentiría económicamente, y eso en un mundo de mercado es lo que más daño les va a hacer.
No estamos a la altura de Paquistán, donde según la agencia AsiaNews un matrimonio cristiano ha sido torturado, a él quemado y ella violada delante de sus hijos, por no convertirse al Islam, pero por el camino que llevamos, más bien antes que tarde, se nos impedirá vivir nuestra fe de un modo público.
Va siendo hora que los cristianos actuemos cibernéticamente y sin medias tintas mostremos nuestro posicionamiento a favor de la vida y en contra de los que sibilinamente quieren que no se oiga nuestra defensa de la vida y de los más débiles.

domingo, 21 de marzo de 2010

La Pederastia, es un escandalo social


“Y el que escandalice a uno de estos mis pequeños mejor sería que se atase una piedra de molino y se arrojase al fondo del mar”.
No hay mayor delito que aprovecharse de la gente indefensa y cuando éstos son niños la gravedad del delito es más grande si cabe. Aquí no sirven justificaciones ni paños calientes, sólo cabe que se aplique la justicia, tanto la civil como la canónica sobre ellos, como nos dice Benedicto XVI en una carta valiente a los obispos de Irlanda, han traicionado lo más sagrado y sólo cabe que pagan sus delitos y que hagan penitencia.
Pero esta situación no debe conducirnos a pretender ver que esto es un problema sólo de la Iglesia, del celibato, o de otras muchas cosas que se están escuchando en estos días en los medios de comunicación tanto laicistas como religiosos. Estamos ante un problema de la sociedad y eso es lo que de verdad debe preocupar.
Porque no se pregunta a la sociedad irlandesa donde esta situación de abusos de niños se estaba dando no sólo en ámbitos eclesiales sino incluso en las mismas familias, pregunten a la familia del líder del Sinn Fein, eso sí, la prensa enseguida lo silencio, pero es una vergonzosa realidad social. O hace unos días la misma Presidenta alemana Ángela Merkel decía que estamos ante un problema de la sociedad, no únicamente de determinadas instituciones, y sin embargo los medios de comunicación, los telediarios de las grandes cadenas no han comentado esta noticia.
Si de verdad se quiere afrontar el problema se debe ir a las raíces, raíces que no son otras que una sociedad que ha perdido los valores comunes del respeto a la persona, de la fidelidad a un compromiso, de valorar el cuerpo humano del otro no como un mero objeto de placer sino como expresión de una vida que se debe respetar y ayudar a crecer.
El problema de la pederastia es mucho más importante de lo que parece y nos afecta a todos y en todos nosotros, en la escuela, en la familia, en la Iglesia, debemos retomar el espíritu de formación de personas, no solo de buenos técnicos, sino desde una formación integral.
Que nadie piense que esto es una escusa, no hay escusas posible, el que ha cometido un delito tan grave debe ser juzgado y cumplir su condena, pero conviene que busquemos el origen del mal para tratar de corregirlo.
En la misma Iglesia a nivel de formación se debe cuidar a quién se admite al seminario, la falta de vocaciones no puede ser motivo para que todo el que llame a la puerta sea ordenado sacerdote o entre a profesar unos votos religiosos. El grado de madurez y responsabilidad que se debe exigir es alto, porque grande va a ser la responsabilidad que estas personas van a tener al frente de las comunidades.

viernes, 12 de marzo de 2010

Pensamientos sobre el sacerdocio


En este año dedicado al sacerdocio, presento este libro lleno de reflexiones de Benedicto XVI. Sin duda que a lo largo de este año, muchos serán los libros que se publiquen en torno al ministerio sacerdotal, y no serán menos los que giren en torno a la figura del Santo Cura de Ars.
Me parece importante este pequeño ejemplar que edita San Pablo en el que se recogen los pensamientos nucleares del Santo Padre Benedicto XVI, en torno a la espiritualidad del sacerdote. Son breves reflexiones de las homilías y encuentros que él ha tenido con seminaristas y sacerdotes tanto de Italia como de todo el mundo.
En estas palabras se observa la íntima unión que quiere el Papa que todo sacerdote tenga con Cristo. Toda actuación del sacerdote debe mostrar a Cristo, un Cristo íntimo que se conoce y que se enseña desde la vida interior. Una vida que es de entrega a Dios, y por tanto estar entregado a su rebaño desde la sencillez y la comunión y fidelidad a sus Pastores.
Los sacerdotes deben promover el encuentro del hombre con Dios, es lo que se le pide por parte de los fieles, se necesitan sacerdote maduros que con vitalidad sean verdaderos padres espirituales.
Por todo ello el Papa recuerda a los sacerdotes que su gran misión no es otra que llevar el evangelio a las gentes para mostrar que a todos llegue la alegría de Cristo. Pero para ello insiste que para evangelizar no sólo sirve la teoría debe anunciarse a Cristo desde el corazón.
Como no puede ser de otra manera termina recomendado encarecidamente el amor a nuestra Madre por parte de los sacerdotes, insiste en dejarse guiar al desarrollar el ministerio por la Virgen María, cuando se celebra la eucaristía recordar la actitud de adoración que caracterizó la fe de María.
En definitiva un libro sencillo pero muy rico para la vida espiritual y el ministerio de cada día que debe llevar a cabo el sacerdote, iluminado en los pensamientos de su Santidad.

jueves, 4 de marzo de 2010

XXIII JORNADAS DE TEOLOGÍA-CIENCIA Y TEOLOGÍA


La próxima semana se va a celebrar en el Instituto Teológico de Murcia las XXIII Jornadas de Teología bajo el tema “Ciencia y Teología”.
Estas Jornadas teológicas vienen siendo un referente en el campo de la reflexión teológica del sureste español. Muchos son los temas que se han tratado con profesores de prestigiosas universidades españolas y extranjeras.
Pero si en algo han sobresalido ha sido en la colaboración entre el Instituto Teológico OFM y la Universidad de Murcia. Ambas instituciones vienen colaborando desde hace muchos años en el desarrollo de publicaciones y de conferencias, mostrando la posibilidad de redescubrir el espacio que la Teología, con mayúsculas, debe tener en la universidad pública española.
Con tal fin se llegan a estas Jornadas en las que el Instituto Teológico OFM ha pretendido profundizar en un tema siempre actual como es el diálogo interdisciplinar, en el que se muestre que la ciencia y la teología no deben permanecer separadas, sino que por el contrario deben buscar espacios de comunión en el que sin anularse cada una aporte desde la reflexión y el juicio crítico, valiosas oportunidades para repensarse el mensaje de salvación.
Para ello en estas Jornadas se va a contar con profesores de formación Franciscana como son D. Vicente Llamas, profesor de física y gran conocedor de la metafísica del franciscano Juan Duns Scoto, y del P. Luis Oviedo ofm, profesor de antropología Teológica de las Universidades Antonianum y Gregoriana de Roma.
Desde universidades foráneas llegan Dª Fátima Masot profesora de física aplicada de la Universidad de Sevilla que hablará acerca de la implicación de la mecánica cuántica la visión del mundo; y Dª Anne Runehov profesora de Teología sistemática en la Universidad de Copenhagen, que nos ofrecerá el reto que a la teología suponen los estudios neurológicos.
Como no podía ser de otra manera desde la Universidad de Murcia estará el profesor José Antonio Lozano Teruel, profesor del departamento de Bioquímica, que abrirá las Jornadas con una ponencia sobre la evolución de la evolución.
En definitiva considero que serán unas Jornadas muy completas e interesantes en las cuales el Instituto Teológico de Murcia OFM se implica en el necesario compromiso a favor del diálogo interdisciplinar entre ciencia y teología, del que no cabe duda que la ciencia puede aprender y beneficiarse.